Todos contra todos

todos-contra-todos-2

Una batalla campal de derechos, exclusividades, estrenos y contenidos. Esta parece ser la tendencia actual del entretenimiento audiovisual. Siendo este un sector siempre convulso, la llegada de nuevas plataformas con concepciones totalmente diferentes pueden provocar cambios más allá de los contenidos, sino también en los hábitos de consumo.

La fusión de Canal+ y Movistar en 2015 parecía dejar huérfanos de contenido a aquellos usuarios que no formaran parte de Movistar, ya que la empresa penaliza la contratación de Movistar+ sino es dentro de un Pack Fusión (Internet, telefonía y televisión). Sin embargo en los últimos meses ha aterrizado Netflix en el panorama.

Netflix aparece como un competidor nuevo, con nuevas estrategias. Su precio, mucho más bajo y sin ningún tipo de permanencia o la posibilidad de compartir una misma cuenta entre varios usuarios. Pero el principal golpe para Movistar es la pérdida de derechos de algunas de sus mejores series producidas por Netflix como son House of Cards o Orange is the New Black.

todos-contra-todos

“Siempre habrá un rey en el norte” Pues no, siempre siempre no. Porque después de Netflix llega HBO España, y otra vez Movistar se queda sin parte de su catálogo más puntero: Juego de Tronos, True Detective o series ya consagradas como Los Soprano, The Wire o Mad Men.

Ante esta situación Movistar sigue contando con puntos fuertes como son la retransmisión de eventos en directo o contenidos deportivos, dos elementos que ninguna de las compañías americanas ofrecen todavía. En el apartado de ficción televisiva tampoco se han quedado de brazos cruzados, ya que la operadora española ha conseguido los derechos de las producciones de Showtime: Shameless, Homeland, Ray Donovan o la nueva Twin Peaks entre otras. Para continuar en pie en esta guerra del entretenimiento Movistar tambien empezará a crear producciones propias, de hecho ya se ha anunciado la serie “La Peste” dirigida por Alberto Rodríguez (La Isla Mínima, 2014).

Por si esto fuera poco un cuarto jugador empieza a asomar por la puerta: Amazon Prime Video. De momento el servicio será sólo para usuarios con cuenta Premium de Amazon y su catálogo será algo escueto, aunque la compañía empieza a disponer de producciones propias que ya están generando expectativas (por ejemplo The Man in the High Castle) y ya ha anunciado ampliar también con música su oferta en un futuro.

Toda esta competencia no se trata tan sólo de una guerra de precios, sino de cómo se está reconstruyendo la industria del entretenimiento, y de si beneficia o perjudica al espectador. Estamos deseosos de ver como va evolucionando el sector, y sobretodo saber si Daenerys llega ya a Poniente o no.

Posted by Guillem Pastor – Community Manager en “los veintiocho films”

Deja un comentario