El Quimérico Inquilino, la obra maestra de Polanski.

vlcsnap-2015-05-17-00h10m15s5

Hoy en desde la butaca os quiero hablar de la que fue durante mucho tiempo mi película favorita. Ahora tengo cientos de películas de cabecera, pero reconozco que ésta que hoy os presento me golpeó profundamente.

Para quién no la conozca, por favor hacer lo que esté en vuestras manos para haceros con ella.

La película en cuestión es “ Le locataire” de Roman Polanski , aquí se conoció como “El Quimérico inquilino”. Producción Francesa del 1976. No tuvo una buena acogida por el público y tampoco cosechó un gran éxito de critica, viendo la película se hace inexplicable el porque.

Encontré la película en la filmoteca que teníamos a nuestra disposición en la escuela de cine, Polanski era un referente para muchos. Solías ver “repulsión” o “la semilla del diablo” y pasabas a otro director. Recuerdo aquella época como una auténtica locura de ver cine. 2 o 3 pelis por director y al siguiente. Ophüls, Bergman, Pasolini, Dreyer, paro que me dejaré demasiados.

Ya en mi casa, delante de mi pequeño televisor de 15 pulgadas apreté al Play de mi destartalado VHS (Si ya hace algún tiempo de aquello). No daba crédito a lo que veían mis ojos. Estaba entregado a la película. Me quedé totalmente petrificado cuando acabó. Me sentía muy feliz y profundamente excitado.

Apreté Stop, rebobiné y extasiado dí de nuevo al PLAY. La volví a ver inmdeiatamente y fue en el segundo visionado dónde entendí toda su grandeza, sin duda “Le locataire” es una obra maestra.

Polanski. Le locataire

Un joven atolondrado e introvertido llamado Trelkovsky alquila un pequeño apartamento en París. Se entera por el conserje que la anterior inquilina Simon Choules se intentó suicidar al lanzarse por una de las ventanas del pequeño estudio.

Trelkovsky empieza a darle vueltas a la historia y decide ir a visitar a la señorita Choules al hospital. Simón está postrada en la cama aun con vida, al ver a Trelkovsky grita horrorizada. Éste se marcha y empieza a vivir extraños sucesos en el apartamento.

El resto es “Le locataire” de R.Polanski.

Si tuviese que definir de una manera rápida la pieza, diría que se trata de un delirio fílmico.

La siempre ambigüedad Polanskiana aquí se eleva hasta su máximo exponente, no sabes nunca cual es el punto de vista correcto. No sabes si te encuentras dentro de la descripción de una paranoia o dentro de un cuento fantástico. Polanski demuestra ser en este film un auténtico maestro. Controla en todo momento el pulso de lo narrado y transmite la dosis justa de emoción cuando la película así lo requiere.

Al film no le falta ni le sobra absolutamente nada. Tiene todos los ingredientes para ser la obra de culto que es: Dirección de Roman Polanski.

Protagonismo del propio director. Polanski interpreta a Trelkovsky de una manera magistral.

Novela de Rolan Topor “Le locataire Chimérique” que da nombre a la versión Española.

I fotografía del maestro Sven Nykvist. Director de fotografía entre otros de la gran mayoría de joyas de Ingmar Bergman. Como anécdota Sven Nykvist cuenta que la introducción de “El quimérico inquilino” de R.Polanski fue una de las secuencia más difíciles jamás filmadas por él.

Es un plano secuencia de cerca de 3 minutos. Nykvist cuenta que no dio crédito cuando al ver la película acabada contempló horrorizado que Polanski puso los títulos de crédito sobre el plano que tanto les costó filmar. En este trailer podéis ver la Introducción del film.

Espero que disfrutéis de esta enorme película y haya resultado útil esta información, puedes leer más artículos en nuestro blog.

Posted by Rober Ors – Realizador/director creativo en “los veintiocho films”.

 

Deja un comentario