Festival ” L’Alternativa ” – Tempestad de Tatiana Huezo

Tempestad fotograma del film

Este fin de semana me escapé al CCCB a ver algunos de los films que entraban a concurso en la sección oficial de L’Alternativa; festival de cine independiente de Barcelona. Diez eran los largometrajes que competían en dicha sección. Entre el azar y mi disponibilidad escogí dos de ellos.

Os quiero hablar del film Tempestad de Tatiana Huezo, producción mejicana de este mismo año (2016). Tempestad es un film documental en el cual a través del testimonio de dos mujeres, Miriam y Adela, se articula la narración.

A Miriam un día cualquiera la policía estatal se la lleva de su puesto de trabajo y la acusa sin ninguna prueba de tráfico de personas. La llevan a una cárcel dónde la controla el cártel de la zona y es sometida a múltiples torturas. La separan así de su hijo durante 9 años.

La otra mujer Adela es payasa y trabaja en un circo ambulante. Hace más de diez años su vida dió un vuelco brutal. Raptaron a su hija y desde entonces no la ha vuelto a ver.

El film habla del miedo, de cómo se siembra ese miedo en las personas, como es utilizado como mecanismo de control y el propio sistema mejicano, totalmente roto y podrido, es el que se encarga de alimentarlo.

La directora Tatiana Huezo se enfrenta a la narración con el máximo respeto, no cae en ningún momento en posibles recursos fáciles. Muestra las historias desnudas, llenas de verdad.

En la primera, la historia de Miriam, la directora decide no mostrar a la protagonista, solo oímos su voz. Al no vincular el rostro con la voz, al no ver en ningún momento a Miriam, la directora pretende explicar que cualquiera de nosotros podría haber sido Miriam.

La historia de Adela, la payasa, es totalmente diferente en cuanto a contenido y forma.

A Adela sí le vemos el rostro, la vemos ensayar en harmonía con las más pequeñas de la familia, hay diálogos y también voz en off. Es una historia más vitalista, aunque lógicamente hay una tristeza marcada por el dolor de una madre.

Como la realizadora consigue que convivan las dos historias y se vayan tejiendo es sencillamente brillante.

Los estremecedores relatos están ilustrados con imágenes de lugares, personas, de paisajes, de viento, de luz, y como no de tormentas, lluvias y es ahí donde cobra sentido fílmico esa tempestad devastadora, que reza el título.

El cielo parece llorar como no hacen ya los personajes, el llanto parece ya no ser suficiente. La fotografía del film es obra de Ernesto Pardo. No hay un solo plano que no transmita emoción de una forma o de otra.

tempestad-iii

Los encuadres y el ritmo en la edición son utilizados por la realizadora buscando el equilibrio a la tristeza y rabia que genera el relato. Un respiro que no sirve para distraerte del mensaje sino para potenciarlo llegándote a calar muy hondo y de una forma definitiva.

A través de las voces de Miriam y Adela, nos introducimos en sus sentimientos, impregnados de pérdida y dolor, pero también de amor, dignidad y resistencia.

Os aconsejamos fervientemente el visionado de “Tempestad” de Tatiana Huezo. Puedes leer más artículos y seguirnos en nuestro blog

Posted by Rober Ors – Director creativo/filmmaker de “los veintiocho films”.

Deja un comentario