Gracias Mr. Jarmusch! Paterson, una lección de buen cine.

La semana pasada hubo puente de tres días aquí en Barcelona, tenía algo de trabajo que hacer y era imposible irse, último día de fiesta. Un lunes que se las da de domingo, buscamos algo para ver y encontramos en Filmin, que despiste! La última de Jarmusch. No se hable más.

Paterson es un film muy especial. La película te atrapa de principio a fin, empiezas con una extraña sensación de que no pasa nada, eso te mantiene expectante, ves que algo va a suceder en algún momento pero nada de lo que imaginabas ocurre. Y cuando te quieres dar cuenta, ya estás dentro. Nos encontramos con una película de una extraordinaria sensibilidad y con una gran riqueza de matices. Es un film en el que pasan muchas cosas y muy grandes, aunque no se pueden explicar con palabras, para ello hay que ver “Paterson” de Jim Jarmusch.

Leí una vez que a Jarmusch le encantaría hacer un “Biopic” de algún personaje importante en la historia de la humanidad y mostrar cómo se ataba los zapatos, como dormía, su desayuno, como se aseaba a primera hora de la mañana. Un film que no hablara de las grandes gestas que todo el mundo esperaría para centrarse en mostrar las pequeñas hazañas que habitan el día  a día de cualquier persona, por más famosa o históricamente relevante que fuera. Él decía querer centrarse en la poesía de los quehaceres diarios, eso es lo que es Paterson, una mirada sobre la grandeza de lo pequeño, de lo cotidiano.

Nuestro protagonista, un increíble Adam Driver, tiene una vida sencilla y marcada por una rutina. Antes de empezar la jornada le vemos garabateando en su libreta y jugando con palabras, Paterson es poeta. Su poesía está inspirada en su día a día,  en conversaciones con su mujer, en los trayectos en el bus que recorre la ciudad, en charlas que escucha de los pasajeros en cada trayecto.  Los poemas que aparecen en el film son obra de Rod Padgett, no lo conocía y me parece un poeta increíble.

La práctica poética del personaje, está muy alejada de ningún tipo de grandilocuencia artística, podríamos decir que la poesía está más cerca de la palabra vida que de la palabra ARTE. Para mí este es uno de los aciertos de este proyecto, un peligroso cóctel sobre el papel que se convierte en un luminoso canto a la vida en manos de su genial director.

Paterson-poetry-1024x576

Laura es la pareja de Paterson, interpretada por la maravillosa Golshifteh Farahani, una persona que vive su creatividad a cada minuto. En algún momento la mirada de Jarmusch sobre ellos parece desequilibrarse en favor de Paterson, pero consigue reconducir la situación, dibujando perfectamente a los dos personajes. En la pantalla hay una química entre ellos, que la convierte en una pareja maravillosa, toda una delicia.

Paterson, también es la Ciudad donde ocurre la acción, pertenece a Nueva Jersey, funciona como una localización concreta con sus referentes propios e idiosincrásicos, empezando por su poeta insignia William Carlos Williams, y como un espacio idealizado sin conflictos que permite vivir desde esta percepción poética.

paterson-movie-jarmusch-adam-driver-masatoshi-nagase

Para acabar quiero confesar algo, vi la película doblada. Utilizo esta confesión para hablar de la genial aparición del actor japonés Nagase Masatoshi, el protagonista de una de las historias de la célebre “Mistery Train”. Le dice a Paterson algo así, como…

“Leer poesía traducida es como ducharse con chubasquero.”

Espero que haya sido útil este post, puedes seguirnos en nuestro blog.

Posted by Rober Ors.

 

 

 

1 comentario

Deja un comentario