10 títulos de credito imperdibles

catch me if you can

Todos conocemos (si no somos nosotros mismos) a alguien que en el cine necesita ver hasta el último nombre de la secuencia de créditos. Puede parecer algo más propio de una manía, pero en algunas ocasiones los titulos de crédito, tanto iniciales como finales, forman parte de la película y quedan en la memoria de muchos.

Estos son algunos de los mejores títulos de crédito de la historia del cine

Charada (Stanley Donen, 1963)

Creada por el diseñador gráfico Maurice Blinder, autor de otra de las grandes secuencias del cine que podéis ver más abajo. Con música de Henry Mancini el estilo abstracto y complejo refleja la rebuscada trama de espías que narra la película.

El Mundo está loco, loco, loco (Stanley Kramer, 1963)

Obra del mítico Saul Bass, una figura clave en el diseño de créditos y que marco todo un estilo. Esta secuencia resume a la perfección el estilo de Bass, pero vale la pena ver cualquiera de sus creaciones como los inquietantes títulos de Psicosis.

Atrápame si puedes (Steven Spielberg, 2002)

Inspirados, y prácticamente haciendo un homenaje, en el estilo de Saul Bass, los diseñadores Olivier Kuntzel y Florence Deygas crearon esta hipnótica intro para la película de Spielberg.

Los hombres que no amaban a las mujeres (David Fincher, 2011)

El director creativo Tim Miller, junto con el diseñador Onur Senturk, recrean de forma espectacular la atmosfera de esta película de David Fincher.

Seven (David Fincher, 1995)

En toda su obra David Fincher tiene un especial cuidado con la estética, este es otro ejemplo.

Creados por el propio Fincher junto con Kyle Cooper, los créditos de Seven resultan igual de inquietantes que la propia película

El amanecer de los muertos (Zack Snyder, 2004)

Para el remake del original de 1978 Zack Snyder recrea el apocalipsis zombie a través de imágenes de archivo reales y ficción acompañado por la canción sobre el juicio final The Man Comes Around” de Jhonny Cash. El resultado, es una impresionante secuencia con valor por sí misma, que resulta uno de los mejores momentos del film.

James Bond contra Dr. No (Terence Young, 1962)

Otra de las grandes creaciones de Maurice Blinder. Fueron estos créditos los que dieron paso a toda una serie de secuencias icónicas en el cine: los títulos de crédito de James Bond.

Sympathy for Lady Vengeance (Park Chan-wook, 2005)

La música, las imágenes, los colores contrastados… todo en estos títulos de crédito crean un sentimiento encontrado entre la elegancia de sus imágenes y la oscura sensación que impregna todo el conjunto.

Reservoir Dogs (Quentin Tarantino, 1992)

Pocas secuencias iniciales han marcado tanto la memoria audiovisual del público como la del film de Tarantino. Un concepto sencillo pero efectivo.

Espero que haya resultado útil esta información, puedes leer más artículos en nuestro blog

Posted by Guillem Pastor – Community Manager en “los veintiocho films”

Deja un comentario